콜롬비아 – 카르타헤나

Veteran Stories

- Me llamo Antonio de Jesús Alba Rojas. Viajé en el Almirante Padilla en 1950, 1 de noviembre, rumbo a Corea, a la península coreana. Como ya usted lo decía, fuimos a defender a Corea del Sur de las garras de, de Norcorea que estaba ayudada por Rusia y por la China. Bueno, y llegamos allí, participamos en, en bombardeos, en desembarcos, custodiamos buques de todas las nacionalidades como, especialmente norteamericanos, porque sabemos que, que Norteamérica participó con el 60 % del material bélico para esa ayuda a la República de Corea del Sur. Duré allí, duramos tres años. Yo, personalmente, duré tres años. Un año en el Almirante Padilla, otro año en el, en la Capitán Tono. Volví en la Capitán Tono y fueron, más o menos, tres años. Nuestra labor fue esa, precisamente, custodiar buques, custodiar buques cisterna, bombardear ciertos sitios de Corea del Norte, que los consideraban peligrosos, donde habían emplazados cañones de alto calibre. Eso es lo que yo recuerdo de, de, en la guerra de Corea, esa participación. Como un acto muy especial, en, en ese trajinar nos dieron orden de, de bombardear una aldea de Corea del Norte, donde se divisaban, cerca de, de la playa, casitas muy pequeñas. Se veía que era una, de un, de una aldea muy pobre. Entonces, dieron orden de, de acabar con esa población, pero nuestro comandante, el comandante del Almirante Padilla, pues, consideró que, que era un, cometer un genocidio matar a tanta gente que no, inofensiva, porque creíamos que era gente inofensiva la que estaba en esta aldea. Entonces, el comandante nuestro dio orden de no disparar. Todos los demás buques dispararon menos, menos el Almirante Padilla, por considerar que no era un acto… que no, no, pues, no estaba en nuestra conciencia destruir a ese, esa aldea. Fue una, una cuestión, pues, que a nosotros nos llenó de satisfacción porque no cometimos ese acto de terrorismo con esos, esos norcoreanos. Esa es la experiencia que tuvimos como combatientes.
- Su nombre. - ¿Mi nombre? Orlando Erasmo. Estuve en el cerro Old Baldy. Fui uno de los sobrevivientes. Duré cuatro años en Tokio, capital de Japón, porque quedé inválido de las piernas. Cuando pude caminar, me mandaron para Colombia. - Qué mal quedar inválido. - No, ya. - Su experiencia, su experiencia allá, ¿cómo fue en combate? - Cuando vine de allá,estuve otra vez en pobreza, no tenía para dónde coger. Fui a prestar servicio nuevamente, pues no tenía de qué vivir. - Él es uno de los, de los que tratan de indigentes.No ha recibido nada del gobierno… - Actualmente yo estoy en un tratamiento, en una operación, porque como no soy pensionado, no me atienden en la base. [CARRASPEO] - ¿Qué…? ¿Qué recuerda de, de Corea, Corea? - En el cerro Old Baldymurieron… - ¿Sí? - Murieron un poco. - Old Baldy. Sí. - Yo fui uno de los sobrevivientes. - ¿Qué? ¿Qué?¿Cómo fueOld Baldy? - Nos atacaron y yo quedé, yo quedé como muerto. Ahí me recogieron y me llevaron para Tokio. - ¿Cómo? ¿Por qué es famoso Old Baldy? - No, yo quedé tirado ahí como muerto, me recogieron. Ahí me llevaron para Tokio a mi hospital y ahí duré casi tres años, inválido, en una silla de ruedas. Ya, ya casi a los cuatro, me mandaron para Colombia y ya podía caminar. [TOS] - Sí.
- Me llamo Raimundo Eraso Castellón. Pertenecíal Batallón Colombia. -¿En el año…? - Compañía B, tercer pelotón, tercera escuadra, ayudante de FA, en la cual pertenecí a la patrulla que entró por primera vez en El Chamizo y, de ahí, a los, a las 24 horas, hicimos la, la avanzada durante, durante 48 horas,en la cual combatimos a las 12:00 de la noche en la recogida del pelotón, en la cual hirieron al señor coronel Polanía Puyo. Ahí perdimos a tres hombres, a esa hora,a medianoche, en la cual fuimos hasta la, una ciudad, un pueblo llamado Punzón,en la cual desbaratábamos la entrada del ferrocarril y al día siguiente estaba otra vez ya compuesta. Se terminó a la medianoche de las 48 horas. Después,nos dieron de baja en Bogotá. Un everfeat y unos zapatos, y una corbata, y una camisa blanca. En la cual ingresé a la ArmadaNacional y. y en la cual viajé nuevamente a Corea en el Almirante Padilla. Y en el Almirante Padilla hicimos el trabajo que teníamos que hacer.
-Me llamo Hermelindo Unchala Cisneros. Batallé en el Batallón Colombia,cuando viajé a Corea en 1952. Fuimos a relevar a la compañía Cota. Pero como a la compañía Cota la hunden... los desaparecieron, pues. Quedaron nueve soldados nada más de la Cota, compañía Cota. Duré año y medio en Corea. Y nada, no me puedo, no pasó nada. Aquí estoy. - ¿Quieres, esto, explicar...? - Distintivo de, de la paz de Corea. Distintivo la paz de Corea. - Hombre de paz. - Sí, soy hombre de paz. [HABLAN AL TIEMPO] - Hombre de paz. - Corea de paz. - Hombre de paz. - ¿Sí? ¿Por qué? [HABLAN AL TIEMPO] [VOCES INDISTINTAS] ¿Y coreanos dicen "gracias" muchísimo? ¿Sí? - Sí, muy bien. Todos, gracias. - ¿Visita a Corea? - No, no he visitado. - ¿No? ¿Quiero? ¿Quiere? - Sí, claro. - ¿Sí? ¿Cuántos años tiene usted? - No, ya tengo 82, 84. - 84. [MAULLIDO] ¿Y qué se, qué se piensa que...? [MAULLIDO]
- Rafael Pereira Vásquez Peña. Estuve en Corea en 1953. Estuve en el Batallón Colombia. Estuve en el Old Baldy, cerro 180. Ahí quedaron cientoipico de muertos colombianos. Yo no me acuerdo de la guerra. Tengo 84 años... No recuerdo nada. Era fusilero, y después me pasaron una 1.130. Fui elevado. - ¿Cómo cambia, cambió su vida después de la guerra? - Bueno, bien porque tuve buenos empleos. Porque…
-Mi nombres es Víctor Manuel Nuñez Gamez, perteneciente a la Armada Nacional. Me retiré con el grado de jefe técnico. Estuve en Corea durante el año 1954, 55, viajé en la fragata Almirante Paella en su segundo viaje que participó en la Guerra de Corea. En la experiencia que tuve allá fue de tristeza, de melancolía, de ver la pobreza que existía en ese país, de ver sus… No se veía calles, sino pura tierra, puras montañas. Y hay una anécdota muy especial que tengo que es la que me ha marcado a mí. Por orden del comando de la Tarea 95 de los Estados Unidos, nos dieron la orden de arrasar un campamento que había en tierra. Con el dolor de nosotros, de todos los tripulantes, del comandante del buque, César Reyes Escanar, tuvimos que destruirlo, habiendo niños, mujeres, hombres, ancianos habían. Pero por orden del grupo de Tarea .95 de los Estados Unidos. Estábamos en guerra, había que cumplir las órdenes, como dice el militar: el orden que no se cumple, se va la persona. Entonces teníamos que cumplir ese, ese, ese mandato. Fue doloroso para nosotros, fue doloroso. Igualmente, tengo otra anécdota: nos tocó que llevar cuatro prisioneros de guerra, transportarlos de Corea a una base… a una base de, de, de Japón, cuatro. Nos hicimos amigos de ellos. Y la tristeza nuestra al desembarcar ellos, tuvimos que desembarcar en ellos en Sasebo, los tuvimos que desembarcar para entregarlos al gobierno de Japón porque eran prisioneros de guerra. Después de esa amistad que tuvimos, nos dio dolor ver que partían y se iban en una lancha, y se los llevaron para allá. En forma resumida: volví a Corea en el año de 1900… 2015, volví en agosto, volví en Corea. Sorpresa para mí grande de ver una ciudad maravillosa, todo cambió. De esas calles de arena, de esas calles de tierra, están convertidas en avenidas. Esas, esos, esas casuchas que habían se habían convertido en edificios, pero edificios altísimos. Eso para mí, ver ese cambio, pues, me agradó tanto de ver la pujanza del coreano, especialmente Corea del sur, de ver esa valentía, de haberse levantado de la tierra para encontrar a una ciudad pavimentada, una ciudad con edificios, una ciudad moderna. Su gente, maravillosa. Me vino muy muy muy encantado de ese país nuevamente. Y la diferencia que hago entre esos dos, eso es, como decimos, algo, algo que, que no puedo narrarlo, porque la diferencia de ver la pobreza, de ver la forma en que fui por primera vez, a cuando regresé por segunda vez. Fue algo maravilloso por la segunda vez que fui. La gente muy amable con nosotros los colombianos. Estoy maravillado y doy gracias al gobierno de Corea del sur en este momento por la invitación que se me hizo y que se está llevando a cabo anualmente, anualmente está viajando un veterano a Corea, le están dando pasaje, le están dando alojamiento, le están dando todo, en agradecimientos por nuestra participación en esa guerra que nosotros, inclusive, nosotros los colombianos, no teníamos ni arte ni parte, porque no era un país, no era algo que perteneciera a Colombia, era un país extraño para nosotros, completamente extraño. Sin embargo, fuimos voluntariamente, fuimos porque quisimos, quisimos, como se dice, pelear por la democracia y la libertad de ese maravilloso país como lo es Corea del sur. [INICIA MÚSICA]. [FINALIZA MÚSICA].
-Yo me llamo Hely Agamez Villarraga. Me fui voluntario para la Guerra de Corea porque el batallón que yo pertenecía aquí en Colombia nos solicitaron: que quién quería ir a Corea, y yo me ofrecí que iba voluntariamente para Corea. Entonces nos transfirieron a Bogotá, nos entrenaron en Bogotá, nos trasladaron a Cartagena, de Cartagena a Yokohama. De Yokohama en tren a Sasebo, y Sasebo-Corea del sur. Entonces, allá nos entrenaron, pasaron, nos llevaron al cementerio de los, de los compañeros caídos, nos dieron todas las instrucciones del caso, y pertenecía allá al batallón Colombia en la compañía A, primera fila, era el relevante de la escuadra. Cuando nos tocó a ir al combate, no… la cuadrilla mía, la patrulla mía, se llamaba la patrulla Tigre. Y entonces cuando estábamos delante, delante del pelotón dos que era el puesto de avanzada del batallón Colombia, nos tocó hacer un patrullaje de escucha. Allá se presentaron el enemigo, entonces el cabo, mi cabo, no recuerdo el nombre bien, le comunicó a mi teniente Galindo, que era el comandante de la compañía, y le dijo, nos dijo: ustedes lo que son son unos cobardes. ¿No querían venir para acá? Combátanlos. Entonces nosotros combatimos al personal que eran como 40, los eliminamos. Entonces yo como era el reemplazante del cabo, digo: mi cabo, ¿por qué no llama a mi capitán, a mi teniente, y le dice que nos metamos por el, la patrulla, puesto avanzado, y nos evitamos…? Y dice: no. Entonces: ¡Costeño cobarde! Me dijo, a mí me dio rabia y salí, salí caminando, me fui caminando como unos 15 o 20 metros, y ahí empezaron a caernos las granadas. A mí me cayó aquí entre las piernas y me elevó, me elevó más, y de ahí para atrás, como venía de una bajada, ahí casi nos eliminaron. Entonces cuando ya yo vi que ya se, se acabó, se terminó, me regresé, y entonces conocí al comandante de la patrulla, lo voy a levantar, lo conocí por el reloj, lo voy a levantar, y cuando le metí la mano hacia atrás, le metí la mano por detrás, pero le pegó el pecho por dentro, la cabeza ya no la tenía. Entonces ya ahí ya entonces empezaron… Como ya se dio cuenta el comandante, entonces estaba pura luz de bengala para que el enemigo nos ayudara. Hasta ahí fue mi historia ya, fui herido y… Fui herido en la pierna y estoy ya aquí esperando lo que Dios quiera. No tengo más que hablar. ¡Ah! Otra cosa: también fui, también fui el 2001 a Corea, también invitado por el… Y lo que dicen mis compañeros es que era un país sumamente pobre, inclusive hediondo, olía mucho, era muy hediondo. Y nosotros como soldados, nos volábamos para estar con las chinitas, con las coreanas, y dormían como en..., y tenían la, la calefacción era como un horno que le metían, le metían como, digamos, leña para el calor de, de, de la persona que estaba durmiendo ahí, y nosotros como no estábamos acostumbrado a dormir con ese horno, amanecíamos con la piel arronchada porque... del calor porque como no estábamos acostumbrado, entonces hasta nosotros nos conocían porque nos volábamos del batallón por las, por la piel. Y total que fue muy muy bonito Corea, y lo atendieron a uno de mil maravillas, y no puedo… yme están ayudando a mí porque me están dando un auxilio a un nieto.
-El buque Tortuga fue creado en 1591 como parte de la guerra con el Japón, donde la tripulación estaba en el interior y la cubierta superior estaba con púas, entonces los invasores no podían entrar aL buque La Tortuga. Entonces, por eso, la gente adentro, cuando llegaron a cierto lugar, pudieron salir y combatir a los japoneses. Pero el engaño estuvo fue en el interior del buque ese Tortuga, estaba todo el personal militar, y de arriba no veían nada, y no podían bajar por las púas que tenían la cubierta. Entonces eso fue un engaño y pudieron ganar la guerra.

Paying Tribute









    Yes, It is OK to communicate with me via email

    Memorial Site

    콜롬비아 공화국은 1951년 6월에서 1955년 10월에 이르는 기간 동안 한국 전쟁에 참가했습니다. 콜롬비아는 한국에 병력을 파견한 남미의 유일한 국가입니다. 라우레아노 고메스(Laureano Gómez) 대통령은 1개 보병대대와 1척의 호위함을 파견했습니다.

    콜롬비아는 총 5100명의 병사를 파병했으며 639명의 인명 피해를 입었습니다. 대한민국 정부에서 제공한 통계자료에 따르면 163명이 전사했고, 448명이 부상을 당했으며, 28명이 전쟁 포로가 되었습니다.

    카르타헤나의 한국 전쟁 참전 기념비는 파르케 드 라 마리나(Parque de la Marina) 광장에 있습니다. 이곳에는 한국 전쟁에 참전한 콜롬비아 해군의 업적을 기리기 위해서 조선 시대 장갑선인 거북선 형태의 참전 기념비가 건립되어 있습니다.